domingo, 20 de octubre de 2013

Resonancia y frecuencia de los idiomas

En otras palabras, cada idioma posee su propia frecuencia de resonancia la cual es medida en Hz (hertz o ciclos por segundo). En esta forma, un hablante de una lengua encontrará mucho más fácil comprender los sonidos de otro idioma que compartan dicho rango de frecuencias y se hará más difícil comprender aquellos que se encuentren por fuera de dicho rango.

Pues bien, siguiendo con lo anterior podemos decir que el idioma inglés posee un rango de frecuencias que oscila entre los 2000 y los 12000Hz mientras que el idioma español sólo abarca las frecuencias comprendidas entre los 125 y los 500 Hz, de allí la gran dificultad de un hablante del español para comprender el idioma inglés en ciertos contextos nativos.

Como información adicional valga la pena anotar que el idioma ruso abarca un rango de frecuencias comprendida entre los 125 y 8000 Hz en una escala total que oscila entre los 125 y 12000 Hz en la cual se hallan la mayor parte de los idiomas, de esto, se deduce la gran facilidad de hablantes de este idioma para aprender otros nuevos ya que hay quienes, cómo lo supe hace poco y a la corta edad de 25 años ya domina con gran fluidez 5 idiomas. Es este un importante patrón que he visto repetirse una y otra vez entre distintas personas de nacionalidad rusa lo cual no quiere decir que sean los únicos, más bien, unos de los más privilegiados de poseer esta cualidad particular en su idioma materno.

Para una mejor comprensión de lo dicho con anterioridad mirar acá el gráfico de frecuencias por idioma:

http://www.vivamea.com/system/files/Frequences-final_0.gif

La buena noticia de todo esto es que existe una forma de salvar la brecha entre los diferentes rangos de frecuencia de los distintos idiomas con la finalidad de ajustar el oído al rango del idioma objetivo, en este caso, el inglés.

Para ello se hace necesario entrenar el oído con sonidos grabados a la frecuencia del idioma objetivo. Algunos técnicas ya en uso aseguran el aprovechamiento de tales descubrimientos, tales como las del Doctor Tomatis (al cual no conozco ni tengo intención de publicitar en este espacio) reconocido ampliamente en el ámbito de la "audio-psycho-phonology" que tiene que ver con un amplio espectro de posibilidades de aprendizaje relacionadas con el entrenamiento auditivo, entre ellas, una de las más destacadas, el dominio de un segundo idioma mediante el ajuste de frecuencias entre el oído receptor y la fuente de emisión.

La forma universal y por defecto en este caso para la adquisición de tal habilidad es la de la escucha directa y continuada de los sonidos del inglés ya que no hay de otra más que escuchar y escuchar.

Espero este largo comentario pueda ser ilustrativo y de gran ayuda a todos aquellos interesados en el tópico de la escucha en inglés. 
http://menuaingles.blogspot.mx/2010/06/las-distintas-frecuencias-del-ingles-y.html 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentario, frase celebre, pregunta, enlace interesante, sugerencia, etc.